Album de familia

A principios de los setenta, Kodak lanzó al mercado una línea asequible de cámaras instantáneas y un nuevo sistema de revelado industrializado. El acceso a éstas nuevas tecnologías simplificaron la manera de hacer fotos y pusieron al alcance de un gran número de consumidores una tecnología que hasta la fecha había sido patrimonio  tan sólo de profesionales y iniciados.
La socialización del consumo de cámaras instantáneas fué acompañada de unos nuevos hábitos y maneras de hacer que caracterizarían al género de la fotografía popular. A partir de la rápida difusión de éstas prácticas, Kodak encargó al sociólogo Pierre Bourdieu un estudio que tratara de aportar luz entorno a éste sujeto.

La investigación de Bourdieu y su equipo dió lugar el año 1975 a la publicación de un ensayo sobre los usos sociales de la fotografía. Se llegó a la conclusión de que la fotografía corriente, la practicada por la gente que aparentemente no tiene pretensiones creativas y que parece que practica una actividad improvisada, está en cambio sometida a unas estrictas reglas que regulan su práctica.

Así pues, la fotografía de género familiar difiere de la práctica amateur en la selección de sus objetivos, en la técnica, en el encuadre y en las pretensiones. La fotografía de familia parece querer eternizar, solemnizar i mostrar las celebraciones colectivas como un hecho positivo y cohesionador. Esta fotografía deviene ritual de culto de lo familiar y lo doméstico.

En cambio, los que practican la modalidad de foto amateur pretenden unos objetivos más elevados –en gusto, en complejidad técnica, en libertad–. Pero igual que los que practican la foto de familia, también están condicionados por unas reglas internas que delimitan las fronteras de lo fotografiable.

De la infinitud de fotografías técnicamente posibles, cada grupo selecciona una gama limitada de sujetos, géneros y composiciones. Si bien es verdad que éstas normas no se explicitan, sí que están latentes en un estado implícito, inconsciente o semiconsciente y rigen los comportamientos.

Para Bourdieu, entender una fotografía no es sólo percibir el significado que proclama abiertamente, sinó que también consiste en desvelar los excedentes de significado que incorpora, en la medida en que toda imagen contiene, a través de codigos y símbolos, las afirmaciones y aspiraciones de un grupo social inserto en un tiempo dado.

Xavier Calahorro

  • Bourdieu, Pierre; Boltanski, Luc; Castell, Robert; Chamboredon, Jean-Claude, Un arte medio. Ensayo sobre los usos sociales de la fotografía, Barcelona, Gustavo Gili, 2003, 416 págs.

The Family Album de Alan Berliner. Film, 16mm, 1986.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: