“Lo inadecuado” de Dora García

El proyecto de Dora García para el pabellón español de la Biennale di Venezia sustituye la idea de exposición por la de ocupación en una performance expansiva

¿Qué significa ser inadequado en un sistema cultural? ¿Cuáles son los momentos de inadecuación en los que vivimos o cómo “el ser inadecuado” puede acaecer en una forma de resistencia a las tendencias dominantes y de homogeneización? Son algunas de las preguntas que se desprenden del proyecto de Dora García, L’Inadeguato / Lo Inadecuado / The Inadequate, por el pabellón de España en la 54 Bienal de Venecia, comisariado por Katya García Antón.

Es precisamente sobre esta política de exclusión de lo que trató la polémica intervención de Santiago Sierra en la 50 Bienal del 2003, cuando pidió el documento nacional para visitar el pabellón español. Un concepto recurrente para cuestionar un modelo de exhibición nacional caduco.

“No hay nada de inadecuado en mi proyecto, sino que una cosa es inadecuada respecto a las otras… aunque no quiero desvelar demasiadas claves, sí que puedo decir que se trata de una performance tendida donde se sustituye la idea de exposición por la de ocupación, la idea de muestra de artista por la de un teatro de exposiciones.”

Poca cosa más sabemos del proyecto de Dora García (Valladolid, 1964). Algunas de las pistas dadas apuntan a que es una obra única y múltiple, que no se puede apreciar en su totalidad, que no adopta formato de exposición, que no expone la obra de Dora García sino su manera de trabajar.

El trabajo de Dora García es heredero de la tradición del conceptual español de Isidoro Valcàrcel Medina o Esther Ferrer. García actualiza la performance al máximo para interactuar con el público actual. En sus proyectos utiliza el espacio expositivo como plataforma para llevar a cabo una investigación sobre la relación entre espectador, obra y lugar, utilizando la performance y la interactividad con su objeto.

A través de cambios mínimos, sin invadir el espacio, convierte la sala en una experiencia sensorial, de la cual cada visitante sale con sus percepciones alteradas, o como mínimo con cierto grado de escepticismo.

Esta misma línea de trabajo es la que se puede ver en el pabellón español. De hecho, Dora García ha señalado que L’Inadeguato / Lo Inadecuado / The Inadequate es una continuación natural de su trabajo. El antecedente del proyecto veneciano lo podemos encontrar en dos de sus proyectos más recientes: The Devian Majority iniciada en Trento el año 2009, el cual trata sobre un importante suceso que aconteció en el hospital San Giovanni (antiguo hospital psiquiátrico de Trieste).

Este último trabajo versa sobre el tratamiento de las enfermedades mentales, emblema de muchas de las ideas del debate político sobre la psiquiatría desde la década de los setenta. El otro trabajo es el que hizo en la Bienal de Sao Paulo en 2010 en que el artista se sirvió de textos del psiquiatra Franco Basaglia para proponer una reconsideración del fenómeno de la locura.

En Venecia, un total de ochenta guest performers o actores de sí mismos nos invitarán a profundizar en nuestra idea de marginalidad y en las relaciones de esta con el acto creativo. Un proyecto en transformación diaria, que funciona por sí mismo e independientemente de la gente. ¿Una propuesta inadecuada? No, una reflexión necesaria.

Beatriz G. Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: