Paulina Schumann / Arts Santa Mònica

Nació por azar en Cataluña. Una mujer que habla siete idiomas, todos ellos con acento extranjero. Paulina Schumann dama de circo, hija del payaso Charlie Rivel, nómada de oficio encarna lo apátrida, el sin lugar (del griego α-κράτος).

A sus noventa años y embutida en neumático bótox, Paulina era en la post-guerra moza de buen ver, acróbata de apretada figura y corsés de lentejuelas, lucía palmito en hip hops alehops sobre caballos. En la preguerra, era niña y bailaba en la arena con fondo sonoro de Music Hall y interpretaciones a lo Josephine Baker. En la pista y en el trapecio, ejercía todos los oficios posibles del circo.

La exposición Un siglo de circo se ubica a pocos metros un lugar sorprendente. La Rambla de Santa Mònica, de urbanismo despersonalizado, instituciones varias, bohemia decadente, travesti, multiforme y con aire caduco de la Barcelona de la dama del paraguas. Ubicación excepcional. Espectáculo garantizado.

Hasta el 8 de mayo, se podrán ver en la exposición de Arts Santa Mònica los elegantes vestidos de vedette de Schumann, los carteles que anunciaban sus espectáculos, vídeos en los que aparece con su padre y decenas de fotografías que resucitan la época dorada del circo.

Xavier Calahorro

Paulina Schumann y Charlie Rivel.

Acerca de xaviercalahorro

Art Press reviews

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: